Login

ACTUALIDAD

Volver

El éxito de la e-salud depende de la innovación tecnológica y del cambio de los procesos

Foto destacada

Carlos Sisternas, director de Fenin Catalunya; Alfonso Beltrán, subdirector general del ISCIII y Luis Javier Bonilla, vicepresidente del sector de e-health de Fenin

21 de Octubre, 2014

Según se ha puesto de relieve en la Jornada “Incrementando la calidad de los servicios de salud a través de la innovación en e-salud

 

EL ÉXITO DE LA E-SALUD DEPENDE DE LA INNOVACIÓN TECNOLÓGICA Y DEL CAMBIO DE LOS PROCESOS ASISTENCIALES

  •  El uso e integración de las TICs representa uno de los cambios más significativos en el ámbito de la gestión sanitaria y el vector que agilizará la implantación del nuevo modelo de atención sanitaria.
  • El crecimiento mundial del mercado de la e-salud se estima en un 10% anual.
  • Los programas de financiación a través de FEDER, Horizonte 2020 o la compra pública de tecnología innovadora son una vía para la implantación efectiva y real de programas de e-salud.

 

Madrid, 14 de octubre de 2014.- Las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC) son herramientas para mejorar la calidad, seguridad y eficiencia en la prestación de servicios asistenciales y su correcta implantación será decisiva en la orientación del nuevo modelo de atención sanitaria según han señalado los expertos reunidos en la Jornada “Incrementado la calidad de los servicios de salud a través de la innovación en e-salud” organizada por Fenin, a través de la Plataforma Española de Innovación en Tecnología Sanitaria, COCIR y el Instituto de Salud Carlos III con el objetivo de conocer la estrategia de la Comisión Europea y de las comunidades autónomas en materia de e-salud, así como las oportunidades e instrumentos de financiación disponibles.

En opinión de los expertos, España está a la vanguardia de la aplicación de las nuevas tecnologías aplicadas a la salud y en proceso de transformación hacia un modelo sanitario en el que estarán integrados todos los agentes, desde el paciente hasta el personal sanitario, pasando por la industria de tecnologías sanitarias y la propia administración. “La situación de España, en general, es alentadora, dado que se han puesto en marcha una gran variedad de iniciativas, que están dando ya resultados muy positivos De hecho, las aplicaciones y soluciones TIC en el ámbito de la salud y del bienestar social son una de las prioridades temáticas y científico-técnicas del Reto en Economía y Sociedad Digital del Plan Estatal de I+D+i, reconocimiento que España otorga a las TIC como factores clave en la mejora de la competitividad de las empresas y de la eficiencia de las Administraciones” afirma Alfonso Beltrán, subdirector general del Instituto de Salud Carlos III.

“Asimismo, -continua este experto-, centrando la atención en la oferta de servicios al ciudadano, uno de los aspectos clave para el éxito de la sanidad electrónica va a consistir en la articulación de un sistema de telemedicina eficaz”.

El uso e integración de las TICs en el sector de la salud representa uno de los cambios más significativos en el ámbito de la gestión sanitaria, por su capacidad para introducir vectores de eficiencia en los sistemas sanitarios. “Las nuevas tecnologías y el concepto de e-salud impactan claramente en el coste sanitario por su capacidad para aportar mayor precisión diagnóstica, implicar al paciente en el cuidado de su salud y facilitar el acceso a los servicios de salud a través de la atención domiciliaria, la telemedicina o la interconexión entre niveles asistenciales” afirma Carlos Sisternas, director de Fenin Cataluña.

El protagonismo adquirido por la e-salud como modelo de gestión sanitaria está impulsando el crecimiento de un sector a un ritmo del 10% anual mientras que los expertos comunitarios calculan que el conjunto de las administraciones públicas podrían ahorrar alrededor de 76.000 millones de euros en los próximos tres años con la incorporación de las TICS. “La trasferencia de información y conocimiento a través de herramientas e-salud facilita la continuidad asistencial del paciente y la labor desarrollada por el profesional sanitario, tal y como demuestran las experiencias de éxito protagonizada por instituciones públicas y privadas”, señala Sisternas.

 

Impacto en Europa

El desarrollo de las soluciones e-salud permitirá unos mejores resultados en salud, ya que facilita la integración de la atención del hospital al hogar o lugar de trabajo y ayuda a compensar la escasez de profesionales sanitarios y cuidadores. Pero para alcanzar la calidad y la eficiencia de la actuación en e-salud es necesario apostar por la integración y la interoperabilidad de las nuevas tecnologías y sistemas TIC garantizando así que sean accesibles en cualquier momento y desde cualquier lugar. “Nadie pone en duda que el acceso más fácil a los historiales médicos digitales o a los resultados de pruebas médicas es bueno para seguridad del paciente y para mejora de la eficiencia. Para continuar en la línea de la e-salud, es necesario hacer un uso más selectivo de los fondos de la Unión Europea, apoyando la captación de soluciones de e-salud interoperables entre todos los prestadores de servicios asistenciales y en plenas condiciones de seguridad en cuanto a protección de datos”, señala Nicole Denjoy, secretaria general de COCIR, patronal europea de empresas de tecnología sanitaria.

Los cambios demográficos en Europa y el aumento inexorable de las enfermedades crónicas exigen una mayor actuación y sensibilidad de la Unión Europea, ya que solo el 3% del presupuesto sanitario de la Unión Europea se dedicará a la prevención de enfermedades. En este escenario, “gracias a la verdadera alianza entre instituciones, pacientes, profesionales sanitarios y empresas, la Unión Europea tiene la oportunidad de redefinir sus sistemas de salud y avanzar hacia una Europa competitiva en 2020. El sector de la e-salud en Europa definido claramente los parámetros que deben guiar la asistencia sanitaria sostenible en Europa, promoviendo la importancia del sector de la tecnología sanitaria como motor de la eficiencia y la productividad de los sistemas de salud y el impulso de la economía", detalla Denjoy.

 

Gobernanza y procesos

España es una de las puntas de lanza en materia de e-salud, tal y como demuestran la receta electrónica o la implantación de la historia clínica electrónica y los proyectos presentados en todas las comunidades autónomas para la atención domiciliaria o el seguimiento de pacientes crónicos.

En este cambio del paradigma asistencial es preciso acompasar las reformas sanitarias y las reformas tecnológicas y adoptar un marco jurídico de actuación previsible, estable y seguro. En opinión de Julio Sánchez Fierro, vicepresidente del Consejo Asesor del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad“la clave para el funcionamiento de la e-salud es la previsibilidad. Para ello es necesario contar con una gobernanza y normas inscritas en un marco jurídico claro y consensuado a nivel institucional, con proyección en el tiempo y que permita integrar las políticas de las comunidades autónomas respetando la pluralidad de competencias”. En este punto, este experto señala que la Red de Agencias de Evaluación de Tecnología Sanitaria adquiere un importante papel, a la vez que se pueden plantear soluciones como la creación de una Comisión Permanente de e-salud en el marco del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud para impulsar su integración en la realidad asistencial.

Por otra parte, la presencia de la e-salud en las comunidades autónomasha experimentado un freno en los últimos años, no sólo por las restricciones presupuestarias, sino motivado también por la resistencia a incorporar o modificar procesos en la atención sanitaria. En este sentido, Ángel Lanuza, coordinador de la Plataforma Española de Innovación en Tecnología Sanitaria afirma que “tecnología y procesos son las dos palabras clave para el establecimiento de un sistema sanitario basado en la e-salud. Lo verdaderamente importante en sanidad digital no es sólo el aspecto tecnológico, sino cómo pueden cambiarse procesos de la organización para adaptarse a las nuevas formas de realizar la atención sanitaria e integrar la e-salud como un componente estructural de pleno derecho”.

El diseño o rediseño de los procesos asistenciales es esencial para promover la eficiencia en salud y lograr una contención real del gasto sanitario. Las oportunidades y programas de financiación existentes a través de los fondos FEDER, Horizonte 2020 o la compra pública de tecnología innovadora son una vía para la implantación efectiva y real de programas de e-salud en todo el país ya que, en opinión de Ángel Lanuza, la solución no es incorporar más o menos innovación tecnológica, sino sacarle todo el partido posible para mejorar la atención sanitaria, optimizar los recursos y explotar en lo posible los resultados en salud. “Es necesario definir adecuadamente el proceso sobre el que se va a aplicar una estrategia de e-salud y después implantar la tecnología necesaria. En el momento en que el proceso esté definido, la incorporación de tecnología es el procedimiento menos costoso, ya que si no existe, puedo recurrir a los fondos de financiación para desarrollarla, como los fondos FEDER”, puntualiza Lanuza.

Oportunidades de financiación

Las Tecnologías de la Información y de las Comunicaciones y la Investigación e Innovación forman parte de los objetivos temáticos del Programa Horizonte 2020 y el aprovechamiento de las oportunidades en salud particularmente orientada a PYMES es una de las prioridades de inversión propuestas por la Comisión Europea.

Tal y como ha destacado Alfonso Beltrán, “la innovación en salud en España dispone de casi 20.000 millones de euros y las partidas de I+D+i, incluidas las TIC, podrían superar los 1.000 millones de euros anuales, una inyección de recursos presupuestarios que seguro apuntalan el desarrollo de la e-salud en nuestro país”. Por otra parte, “uno de los principales instrumentos de coordinación de la gestión y la financiación de la investigación en salud es la Acción Estratégica en Salud (AES) que cuenta entre sus prioridades temáticas para 2014 la investigación en tecnologías para la salud, con la telemedicina, e-health, los sistemas de información para el SNS y la innovación en servicios de salud orientada a la mejora de procesos”

X

Utilizamos "cookies" propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, así como para obtener datos estadísticos de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes ampliar esta información aquí.